¿Donde queda el cielo?

¿Donde queda el cielo?

lunes, 7 de enero de 2013

Highlighting ideas: Audiovisual Culture


Nowadays we can´t think our lives without videos, them can express everything that we want to say. motion pictures are use to have more influence even than academic essays for a big part of the society. But are those videos a real expresión of our society? Are filmmakers really interested in being the truthful face of our audiovisual reality?

The image has evolve as an horizontal branch in every aspect of our lives. Fiction Films are intended for entertain, Documentary Films to catch reality and transform every  take into a diegetic structure with an intention that will probably cause  empathy with the audience. Institutional videos have the power  to enforce the workers into a single community. Even we have created a lot of categories to understand the porpouse of an audiovisual production.

Films can be though as a nostalgical expression of our dreams, that´s why fiction started as soon as we got motion graphics. In a first way we try to document in motion Graphics but was this  the real porpouse of the camera. A single photograph Could Express the entire tesis of a situation.

The creation of new ways of audiovisual languages have affect our real live but that´s not the real cause, we can think that´s reciprocal in the way economy evolve, theories of postmodernism, and inmediaty have influence our lives. The way we speak, how Fast we need to talk in order to not bored our friends… Are slow-speakers wiser than I? Or is the Fast think as Pierre Bourdieu said: the reflection of our dumbness?

We can think that Films are only for a small  group from the elite but nowadays we can see that most of the people can handle a camera and have the possibility to be seen by millions of people. Finally that´s perfect in the way “the image as a reflection of our society”.

Getting the audiovisuals democratic has been one direct consequence of the economy race. Politicians have approach this facility to get into people´s intimidacy and stablish a new way of proselitism. We can understand this phenomenon taking a look into the increase of internet fluence in social networks during the election period.

I don´t aim to to stablish limits in this topic, neither making value judges in what´s how should be audiovisual culture. I´m just rumble into different ideas that influence the way we can embrace this topic. All this factors may suffer spontaneous changes because they are direct influenced by the market, politics, and every component that comform a way to understand culture by itself.







Looking for freedom



Freedom, in French “liberté”, how can we get it? Do we need to fight to get? In my country (Colombia) the answer has been “yes” for more than 60 years.

It´s said that “freedom comes with culture”. But I don´t agree. Sometimes I think that freedom comes in every book you read, but when I´m rambling while I read, I can´t forget my country is another slave from the war.

It´s  unussual to hear that you are always trying to slave yourself, you can feel this during a long workday, or when you love someone insanely. That´s true because there´s a lot of circunstances that can slave yourself without the need of another person. Yoga tries to fee yourself for a while but I think this practice just enforce your self steem in order to handle your worries. As Academy or work does too.

You are not free waiting at the back of a window, you are not free living in your country house while a silly dead waits for you.
I´m not pretending that Freedom is imposible, I´m just want to look at freedom with contempt. we are responsable for making freedom an imposible word. "Liberté" "1789". We are guilty... by far. We will be guilty for happiness.

I hear stories, I read stories, I watch stories, not all of them are fictous. I tell stories to my mom everyday. Those are not real at all. The way we think have made them special. Short stories, at least with a little help from our imagination.

Personally for me freedom is in the same position of work, laugh, or conversate. I just try to Live, that´s my word I don´t need nothing else. I´m not constantly looking after "Live", I dont need to do something to live. I´m free just by living.



sábado, 30 de octubre de 2010

LA ESCRITURA Y YO

 Depronto no es muy bueno escribir sobre esta aptitud. Primero porque sé muy bien cuando aprendí a escribir y no quiero hablar de lo que no tengo idea alguna. Tampoco porque no sé cuanto la considero como una aptitud. Si sólo el hecho de escribir las letras es difícil para muchas personas en el mundo, pero últimamente menos.

Cuando trato de recordar mis experiencias junto a la escritura me vienen demasiadas. Lástima que en ése momento las sufrí tanto. Sinceramente en el colegio, ya en bachillerato, es de donde vienen la mayor parte de mis recuerdos con la escritura que fueron motivados por mi profesora de español. Lo más común de ver en un colegio es que español no sea una materia de las difíciles y mucho menos la materia en la que todos los alumnos sufren y la que se puede compara el número de logros perdidos con una materia como Física o Matemáticas, que se tiende a pensar en estos momentos que son mucho mas importantes. Llegando al punto, Español era la con la que más sufría en el colegio. Sentarse a escribir, y sacar de donde usualmente no hay nada (la cabeza) todo un ensayo sobre algún tema que no me importaba era una de las peores experiencias del mundo, pero a pesar de eso sacaba adelante el ensayo y obtenía una buena nota.

Esto era casi siempre. Pero en estos momentos me viene un grato recuerdo que fue cuando la profesora Mariela nos puso a escribir un cuento de terror. Aquí sentí el verdadero poder de las letras. Ese día me senté en la sala de estudio de la casa y empecé a escribir sobre unos jóvenes que salían a acampar y a media noche se asustaban, porque algo empezaba a golpear la carpa desde afuera. Cuando estos jóvenes salieron corriendo uno de ellos se cayó porque algo que parecía una mano lo agarraba del pie. En este preciso momento mi celular sonó y brinqué de la silla y en un segundo ya estaba afuera del estudio. Estaba tan metido en la historia que todos mis sentidos estaban conectados con la ésta, al punto que estaba igual de asustado a uno de los personajes que yo mismo había creado.

Ya en la universidad, la escritura y yo nos hemos apegado un poco más ya que ahora el lenguaje escrito ha tomado una gran parte de mi tiempo para plasmar ideas y transmitirlas. Sin embargo, si pienso que puedo hablar de cuándo aprendí a escribir? Espero nunca lo logre aprender del todo porque prefiero descubrir las letras hasta su rincón mas oscuro y ver cómo actúa en su intimidad. No quiero dejar de tener mi propio conflicto con la escritura porque el resultado de mis confrontaciones siempre termina siendo aprendizaje, orgullo y un poco de lo que dejé de ser en el momento de terminar cada relato.

jueves, 28 de octubre de 2010

Diálogos Ridículos

A continuación les presento un video con algunos diálogos ridículos, esta es una muestra de lo que no se debe hacer al momento de escribir un guión. ¿Por qué? crea una falta de seriedad en el producto y puede llegar a perder la atención del público, ya que este puede pensar que se le está tratando como un bobo.

En mi opinión, ya sea diálogos para dibujos animados, telenovelas y mucho más en películas, los diálogos tienen que tener la máxima verosimilitud posible con la vida real.  Es más fácil separarse de esta límite en los dibujos animados pero NUNCA dejar de tenerla en cuenta. En cuanto a las telenovelas o las películas, l diálogo tiene que notarse real, espontáneo, fluido... como se da en la vida real.


video

miércoles, 6 de octubre de 2010

Pequeña reflexión: Consecuencias de la liberación femenina.

Hoy en día estoy muy preocupado con los resultados que ha dado esta "liberación femenina" que empezó hace ya varias décadas y que hoy siglo 21 ya es un hecho. Hoy podemos ver mujeres ejerciendo cargos de toda índole, algunas de mucha responsabilidad y otros muy exitosos.

Primero que todo quiero dejar claro que no soy/quiero ni intento dar un punto de vista machista sobre este tema sino que quiero escribir algo que a ustedes lectores les sirva para que tengan en cuenta en un futuro. Estoy de acuerdo con muchas cosas que salido de esta liberación femenina, y apoyo la labor que ustedes día a día hacen para que la diferencia entre géneros no sea tan notable. Me gusta que las mujeres puedan pensar por ellas mismas, me gustan que puedan votar, me gusta que tengan las mismas oportunidades que nosotros PERO lo que no me gusta es que dejen su papel de mamá a un lado.

Lo malo que ha generado esto, es que ahora la mujer que quiera dedicarse a cuidar sus hijos sea vista por la sociedad como alguien que no hace nada y es una mantenida. Hoy podemos ver en varias relaciones una competencia por el éxito laboral, ya la pareja no sirve de apoyo sino como el enemigo. Las mujeres por tratar de encajar en el papel que querían ganarse ahora tienen que serlo todo para que sean vistas como una mujer ejemplar. 

Ahora bien, ¿el problema era la liberación femenina o la liberación de lo femenino? Porque su papel se lo tomaron muy enserio, ahora vemos muchas mujeres que desarrollan una mentalidad que es considerada de "hombres"(No quiero decir que tener determinación y éxito sea algo de hombres). ¿Ahora en donde quedo el romanticismo?, ¿En donde quedó la flor?, ¿En donde quedó la mujer?...

Las mujeres nunca tuvieron que dejar de ser mamás, de ser sensibles, de ser las bonitas, de ser esas personas que se arreglan por horas para que su pareja la vea y la ame con todo su ser. En estos momentos, los niños que se encuentran en su etapa de crecimiento no son criados por su mamá porque están trabajando. Muchas veces llegan cuando ya el niño se ha dormido y muy pocas veces lo puede ver despierto entre semana. 

Esta liberación femenina hizo que muchas mujeres se olvidaran de su importante papel en la sociedad. Las mujeres son las que por tradición alimentan  la motivación de la sociedad que son los niños. Las mujeres mamás son  el lado opuesto para que exista armonía en una casa. En conclusión para todas estas mujeres: Crean siempre que ustedes son importantes, ustedes son las que animan y por lo que muchos hombres daríamos la vida. No veamos la sociedad desde un punto de vista extremadamente funcionalista, piensen de forma romántica, hagan respetar su papel de mujer y sean libres siempre.



Pd: Bueno ¿qué si el papá tiene también un papel en la crianza de un niño hoy en día? Claro y es muy importante que tanto mamá y papá estén presentes porque el hijo es de los dos!!! ... bueno pero ese es otro tema.


martes, 5 de octubre de 2010

Mickey Mousing



Esta es una forma de musicalizar, obviamente empezó cuando Disney empezó a meterle sonidos a sus animaciones pero ellos lo que hacían es que en vez de poner los sonidos reales grabados o por lo menos hacer "folley", ponían todo distinto, un poco ridícula. Igual son muñecos animados y esta forma ridícula sirve muy bien es estos casos. Es por eso que cuando vemos Tom y Jerry o alguno  de Disney cuando se golpean contra la pared en vez de sonar un golpe seco, lo que se escucha es un platillo de batería.

La incursión del Mickey Mousing  fue importantecomo forma de musicalizar porque debido a ella nace lo que se llama el "Click Track" y es un pequeño sonido que se escucha para que el director sepa que debe cambiar de "modo"(tiempo, ritmo, instrumentos) y así sincronizar la música con la imagen.

Este es un trabajo mío, en donde quise experimentar con una gran escena del Director Quentin Tarantino en su película de Kill Bill 2. Acá musicalicé con la técnica del Mickey Mousing y el resultado fue: La escena termina siendo totalmente ridiculizada debido a la sincronía y a la falta de veracidad en los sonidos. Espero les guste.

video

sábado, 4 de septiembre de 2010

Viaje al Guamo


(Agradecimientos a esta bella familia, sólo es un cuento no la realidad. La verdad son geniales y los quiero mucho!)

Estoy sentado en el asiento trasero de un swift que ya tiene sus años. A mi lado se encuentra durmiendo Camila, mi novia, de conductor va mi suegro y en la silla sobrante  mi suegra. Estamos llegando al Guamo, un viejo pueblo del Tolima al cual fui invitado hace unos pocos días y más que todo por cortesía fue que acepté venir. Ya son casi las 7 de la noche y hay muy poca luz. Sin embargo me imagino que el papá de Camila conoce muy bien como llegar a la casa de Pilar, su hermana.

Nunca antes había ido a un pueblo a pasar la noche, y nunca me imaginé que si se presentara la oportunidad sería con la familia de mi novia. Sinceramente, tengo que admitir que los pueblos me causan escalofríos, ya que estos me recuerdan a viejas historias que escuchaba cuando era niño. Puedo ver desde mi posición (el asiento trasero) una casa blanca grande con dos tenues luces de faroles colgando en las columnas de su despacho. Me imagino que es será la casa de pilar porque ya estamos llegando al final del pueblo y las casas se alejan cada vez las unas de las otras.

Efectivamente esa era la casa de Pilar. Apenas llegamos pilar sale de la grande casa a recibirnos, seguida por la abuela luz y su misticismo. Era la primera vez que las veía en persona y aunque noté cierta simpatía en el emotivo saludo de Pilar, la estrechada de manos con Luz transmitió en mí un frío en todo mi cuerpo.

Luz es una señora elegante, de pocas palabras, respetada en el pueblo…. De esta manera…Con esas palabras me había preparado la mamá de mi novia el día antes de partir al Guamo. Pero cuando suelto mi mano de la de ella me queda un sabor de frialdad, amargura y odio.
Me dispongo a sacar la maleta del carro y sigo a Pilar para que me lleve al cuarto de huéspedes. Cuando llego, descargo mi maleta y le echo un vistazo al cuarto. Las paredes son blancas y altas (el doble de lo normal), el cuarto al igual que toda la casa guardan un olor particular, y además de la cama no existe ningún otro elemento en todo el cuarto.
Después de comer rápidamente y sin cruzar una palabra una palabra nos dirigimos todos para nuestros respectivos cuartos. Luz me lleva a mi cuarto y espera hasta que me acueste en mi cama para dejarme solo. Y sin dejar de pensar que nunca debí aceptar la invitación al Guamo cierro los ojos para quedarme dormido.

Al pasar unas horas de estar dormido veo que alguien entra en mi cuarto. Debe ser mi novia pero tiene un aspecto distinto, aparte de no poder verla bien, tiene la mayor parte del pelo tapando su cara. En la mano carga una lámpara e color azul. Ella se sienta en un lado de la cama y pone su mano como abrazándome. De repente me mira a los ojos y me dice: Despiértate…¡Despiértate!. Yo siento que estoy despierto, pero sin embargo intento levantarme de la cama, lo cual no logro. Lo intento varias veces con mucha fuerza hasta que lo logro. En ese preciso instante  veo que la puerta del cuarto viene hacia mi, cierro los ojos y me tira con fuerza de nuevo a la cama. Cuando los vuelvo a abrir todo esta en orden, pero me siento más frío que nunca. Creo que no debí aceptar esta invitación, además apenas son las 2 de la mañana y me espera una larga noche. Por ahora intentaré volver a dormir.

EN LA CAMA


Sus palabras me han estado martillando la cabeza. No sé porque estoy durmiendo todavía al lado de ella si no hice más que escuchar sus gritos que se prolongaron toda la noche. Además su maldita forma de ser me saca de quicio. Hoy no pude dejar de pensar en ella y su indiferencia la cual me ha acompañado toda la semana. ¿Por qué sigo durmiendo al lado de ella si la odio tanto? Ya hace varios meses que decidí no volver a amarla pero es más grande el miedo a quedarme sólo que la fuerza para irme de una vez.

¿Por qué es tan absurdamente incomprensiva? La odio, y eso es lo único que siento por ella. Volteo mi cara para verla una vez más. A pesar de que la odio, al mirar su rostro y poco a poco, empiezan a llegar a mi mente imágenes de cuando la conocí. La primera vez que vi su rostro, me quedé sin aliento. Ella, sus ojos, su hermoso pelo era algo que de algún modo había estado buscando hace mucho tiempo. Recuerdo que me generaba cierta timidez el contacto con una mujer tan hermosa, pero quería que fuera mía, y así fue. No puedo imaginar mayor felicidad a la que viví con esta mujer mientras nuestra relación era un idilio, no comprendo cómo pudimos llegar a este punto. Ella cambió, o yo cambié, o los dos cambiamos, no sé, pero lo cierto es que ya no se trata de lo mismo.

Recuerdo que le encantaban los besos en el cuello, su terso y elegante cuello; ahora, al observar su cuello siento tan sólo unas ganas incontenibles de estrujarlo, de tomarla con fuerza y no soltarla hasta que por su tráquea no pase la más mínima cantidad de aire, la veo pálida, desfallece y lo que era su hermoso y claro cuello ahora es púrpura y ha perdido su elegante forma para convertirse en una deformidad. La belleza que la había caracterizado se desvanece entre mis brazos. Pero no, no sería capaz, es tan sólo eso, una alucinación, que no va a consolidarse, a realizarse.

Me despierto, estoy un poco aturdido, no se ha tratado de un sueño normal.  Me cuesta creer que he soñado una escena tan sórdida. Me levanto, me dirijo al baño y humedezco mi cara para terminar de despertarme. Cuando regreso la veo allí, tan hermosa y dolorosa como siempre, la odio, pero no puedo separarme de ella; y así fantasee con ello no sería capaz de hacerle daño, me recuesto a su lado y beso su cuello, pero hay algo que no está bien, la cama está fría y su cuerpo demasiado rígido, retiro los cabellos que se encuentran encima, ahora su cuello es púrpura, posee una hendidura profunda, no respira.



En el Muelle



Mi día no ha sido nada fácil... no he tenido tiempo para descansar y mis ojos pesan como nunca. He tenido que cargar cajas de una bodega a otra sin ayuda, y a pesar de que nunca me quejo de mi trabajo hoy me siento irritado. Creo que algo me hace falta.

Acá todos en el muelle tenemos camisetas especiales que tienen marcadas cada una un numero diferente en la espalda. todos sabemos que numero es el de cada uno, y por eso no nos referimos entre nosotros por algún otro sustantivo que no sea el numero que tenemos  en la espalda. Parecemos un club de fútbol, cada uno con su numero, sin embargo en un club se conocen entre ellos mientras que acá, en el muelle nadie sabe nada de nadie. Aquí somos y valemos por lo que hacemos cada día y no importa nada más, esta es la razón por la que nos esforzamos cada día como si no existiera un mañana, ya que mañana  será igual que hoy...

Hoy, como venía diciendo, es un día distinto. Hoy todo me sabe a mierda y creo que llegó la hora de dejar el muelle. Me dirijo a mi "habitación", cojo mi maleta y salgo por el camino más cercano para así dejar el muelle. Mientras me alejo escucho un grito que dice: "¡Mucha suerte  23!". Esto que suele ser agradable, entro en mi como el hecho que reboza la copa. Ya entiendo porque estoy dejando el muelle y es que de nuevo quiero ser "alguien". Quiero tener una identidad. Y digo en voz alta: " quiero volver a ser Diego". Hacía mas de 7 años, desde el día que entre a trabajar al muelle, que no escuchaba unos labios decir mi nombre, lastimosamente esos labios que lo pronunciaron fueron  los míos.

Me dirijo a la carretera principal, la más cercana al muelle, para poder tomar un bus que me lleve al único lugar que seguro me van a recibir. Aunque no me reciban con agrado sólo a ese sitio sé llegar. Cuando llego veo todo igual, aunque más viejo, más descuidado, incompleto, y rasguñado. Todo "igual", como cuando uno tiene una foto que con el tiempo y el mal trato de los días se va tornando en otra cosa pero uno lo sigue percibiendo todo igual como el día en que se tomó.

Cuando llego a la casa, sólo se encuentra mi abuela, se levanta de su mecedora y me da un abrazo. Pronuncia mi nombre en el acto y por fin... hace tanto tiempo que mi cuerpo no se sentía caliente. Mi abuela impactada por cómo he cambiado pero alegre de volver a verme no ve la forma de atenderme con lo mejor que me podía ofrecer. Me ofrece comida (que de inmediato acepto) y se dirige a la cocina. Al poco tiempo sale con un vaso de agua y una galletas de soda y me dice que pronto la comida va a estar lista que mientras le acepte eso de comer.

Ella se sienta conmigo en la mesa y me pregunta por Carolina y lo que sé de ella. Carolina el motivo por el que decidí perder mi identidad, pero no era solo ella sino Diego el pequeño motivo que se estaba gestando que finalmente hizo que me largara.
Mientras que fuertes recuerdos pasan por mi mente me quedo callado un buen tiempo caso que mi abuela, cuando vuelvo a levantar la galleta ya no está; se ha ido a ver como va la comida. Cuando regresa le digo la razón de porqué volví a aparecer; y es que quiero volver a recobrar mi identidad...o al menos tener una. Le digo que quiero volver a ser Diego y que no existe algo mejor que escuchar mi nombre de los labios de otra persona.

Siendo así mi abuela me dice: ¿Querido Diego, tu acaso sabes a qué se debe tu nombre?... (Silencio) ... tu fuiste hijo único, pero no debía ser así; 3 años antes de que tú nacieras tu mamá estaba dando a luz  un bello bebe que tenía por nombre "Diego", sin embargo no vivió mas de lo que se demoró en ser cargado por el doctor. Esto fue devastador para tus padres y de ellos no se volvió a saber por un largo tiempo. Cuando volví a saber de ellos, porque vinieron a esta abandonada casa a visitarme, mi hija te llevaba en su estómago... la felicidad de los dos era inmensa y cuando pregunté como se iba a llamar, me respondieron: "Diego".

Esa historia nunca la había escuchado y tanto mi agua como mis galletas ya se habían acabado. Es decir, que "Diego" no sólo es mi identidad, sino que también reencarna la que fue la identidad de otra persona que pudo haber sido lo que fui yo para mis padres.

Diego, ese nombre que hace poco me hizo sentir vivo. Ese nombre de alguien que nunca conocí porque abandoné mi vida, mi novia y el que iba a ser mi hijo por temor. Ese nombre que fue de otra persona especial para mis padres. Ese nombre que no debí ser yo.

En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy En el muelle la vida es hoy

Cuando levanto la cabeza de la caja me siento ya un poco mejor. Mis ojos ya no pesan y siento que mi irritación con el día ya pasó... además para que estresarse si todavía faltan unas horas para el medio día y quedan largas horas para que llegue la noche. Acá en el muelle la vida es segura, atemporal no necesito recordar mi pasado, ni ser nadie; En el Muelle soy lo que soy por lo que hago cada día.

En los Buses

Me gusta ir en un bus. Si tengo el tiempo, prefiero coger bus y hasta varios antes de irme en un taxi. Es genial me encanta escuchar a las personas, me gusta ver lo que les pasa. Al fin y al cabo en ese punto muchas vidas se están tocado. Lo mejor de este medio de transporte es que es un servicio para todos, es por eso que se siente en ese pequeño espacio una tensión, un calor mas allá de lo corporal que está lleno de historias, destinos, desprecio, humillaciones, victorias...

En esta semana iba en un bus que cogí desde la autopista con 127 hasta mi casa que queda por la novena. Aparte de las personas tan únicas que se iban subiendo, todos con un afán impresionante porque la hora ya decía que casi todos nos destinábamos a la casa (7 p.m.), estaba una señora que me llamó la atención hablando por celular. 

No era su celular, ni la señora, era lo que decía.

Primera llamada: Se enteró que alguna persona (juana) le había dicho algo a (jimena)... La señora se puso muy brava y empezó a hablar más duro por el celular. Ahora todo el bus podía escuchar lo que ella decía.

Segunda llamada: Esta señora llama a Juana y muy brava le dice que no tenía ninguna autoridad para contarle ninguna cosa a Jimena y que cómo se le ocurría si ella ya tenía todo planeado.

(En este momento se sintió mucha tensión en el bus, yo creo que no era el único que estaba pendiente de toda la historia, además era inevitable la señora estaba ya casi gritando!)

Tercera llamada, Luego de 10 mins de regaño a Juana: La señora llama a su hija, y le dice casi llorando: Yo no sé que hacer, porque es que estoy confundida, yo quiero que su papá, Jimena y yo hablemos los tres porque es que cada uno me dice cosas por separado. Ellos me dicen que son compañeros de trabajo pero yo ya los he visto, me lo han contado... Yo no sé que creer hija...

Ya era hora de bajarme del bus, la señora se quedó hablando por su celular, con el mismo tono alto y ahora casi llorando.

Esta es una historia pero de la vivencia de otra persona. Sin embargo de una u otra manera, ahí viví, es como cuando uno ve una película, ya la vive, ya la vio, ya la pasó. Pague un pasaje de bus para escuchar  un momento, agradáblemente (para mí) tuve la oportunidad de entretenerme con la señora. 

Esto es lo que pasa en los buses, algunos días no pasan nada, otros días en los buses se gestan historias que nos entretienen y nos sirven para alimentar nuestra imaginación.

lunes, 16 de agosto de 2010

¿Quién?

Las personas son cada día mas difíciles de encontrar. Lo digo así porque ya he dejado de pensar que todos los seres humanos somos personas. En mi concepción de persona estan los valores, los gustos, sus suenos, su gracia y su deseo constante de querer siempre ser persona.

Opino de esta forma porque hoy en día es más difícil encontrar gente con algo de peso que no sea de su propio cuerpo. Ese peso que da la bondad, la sabiduría o la honestidad. Para mi, ser persona es querer la vida, es caminar despacio mirando siempre al horizonte para tener presente que no existen limites. Ser persona es disfrutar y reírse: de las desgracias, de la felicidad y  de uno mismo.

Es aceptar que tenemos errores, como todos los demas, pero nosotros las personas no dejamos que los errores sean los que guíen nuestras vidas. Más bien esos errores son parte de nosotros como personas porque nos recuerdan frecuentemente que no somos perfectos.

De esta manera no estoy aceptando que soy persona ni excluyendo a nadie con mis palabras... Solo sé que poseo almenos una característica clara de ser persona y es: mi deseo constante de serlo.

miércoles, 4 de agosto de 2010

De nuevo al ajetreo...

Cuando se venía acabando el semestre pasado, sentía mucho miedo... sentía miedo porque no sabía que iba a hacer todos los días sin tener que asistir a un compromiso como lo son las clases. A mi me gusta asistir a clases aprender, pero más que todo reirme, compartir con mis amigos, y con los profesores. Es difícil después de tener una rutina de casi 4 meses  cambiarla a nada. No existe algo más desesperante que despertarse y no tener motivos para salir de la cama. Aparte de que no soy de Bogotá y pensar en tener que devolverme a  mi ciudad natal en donde no existen muchas cosas que hacer.

Bueno, pero contra el tiempo nada se pudo a hacer y en unas semanas ya estaba de nuevo en Neiva. Esta pequeña ciudad en donde crecí y han vivido mis padres por mas de 28 años. ¿Por qué no estar agradecido con esta tierra que tantas cosas le ha dado a mi familia?... pero no es que no me guste la ciudad  sino que simplemente no encuentro nada agradable que hacer.

Para comenzar, simplemente puedo decir que los primeros días fueron espectaculares. Desde que llegamos con mis amigos nos reuníamos desde temprano a ver el mundial, salíamos a comer, no íbamos de rumba. El ambiente había cambiado pero definitivamente era mucho más acogedor en ese momento estar en Neiva que haberse quedado en Bogotá. Para mayor agrado, la posibilidad de volver a estar con mis padres fue indescriptible porque cada momento lo disfrutaba así solo los estuviera acompañando a hacer vueltas de pagos, mercado y cosas por el estilo.

Algo que recordaré toda la vida de estas vacaciones fueron las idas al Desierto de la Tatacoa. Entre mis amigos y la mayoría de gente que conozco les aburre la idea de ir a aguantar el calor y el sol directo todo el día, pero es que yo creo que nunca han ido en plan de amigos. Allá descubrimos la existencia de una piscina en medio del desierto rodeada por altas paredes de arena. Y ahí pasamos todo el día hablando, nadando, escuchando música y disfrutando de un cielo estrellado.



Aparte de lo que se hace normalmente en una ciudad pequeña fui llamado para grabar en un estudio de música;  y de nuevo otra experiencia enriquecedora llego a mi vida. Ahora era levantarse todos los días temprano y grabar hasta el medio día y de ahí seguir con la vida normal de un opita... o sea rumba, familia, amigos y comida.

Ya las vacaciones fueron acabando y pronto tendría que volver a estar en Bogotá debido al regreso a clases. En este momento sentí miedo... miedo de volver a clases, de lecturas, del estrés  que normalmente se maneja en la universidad. Dejar a mi casa de nuevo fue duro, tanto para mis padres como para mi pero es mi responsabilidad.

Estas vacaciones fueron productivas, después de lo que pasé me di cuenta que no importa en donde esté uno, ni en que se esté desenvolviendo sino que lo que importa es uno disfrute y entregue lo máximo en cada oportunidad posible. Disfrutar de cada momento, cada paisaje y cada persona para poder llenarse de energías para todos los retos que llegan con el tiempo.